espacios de libertad

A veces tienes la inmensa suerte de que alguien te abra la puerta de par en par y te deje compartir a fondo la labor realizada con cariño y humildad durante años. Como cuando @almonfort me invitó a conocer de cerca País Rural y el @seminarigarbell del Programa de Extensión Universitaria la Universitat Jaume I de Castellón.

De repente alguien irrumpe en mi correo y me propone organizar un taller de Guerrilla y Serendipia con los participantes del PEU. …aún me pregunto cómo llegó a mí…, probablemente gracias a la serendipia…, pero qué feliz encuentro!

Y allá vamos, junto a @juanpedregosa a dar un par de talleres. Siempre te enfrentas a propuestas de este tipo con enormes dudas sobre qué tendrá sentido sugerir en un contexto desconocido. Pronto entendí que no tenía más función que ofrecer un espacio temporal de libertad de pensamiento y de trabajo conjunto a partir del cual ayudar a que los propios participantes pudieran descubrir y aprovechar mejor sus recursos, potenciar dinámicas colaborativas detectando complementariedades y sobretodo reforzando complicidades, y contribuir en lo posible a abrir miradas al exterior. Pero sobretodo escuchar, aprender y disfrutar del regalo.

Porque cuando una se encuenra con un grupo de gente sencilla, honesta, con el sentido de responsabilidad que conlleva la consciencia de la capacidad de transformación de miradas, de provocar reflexiones, de reforzar tejidos e identidades, y con la sinceridad y autocrítica que requiere el seguir avanzando, se reconcilia con lo que representa trabajar en cultura.

Gente dispuesta a compartir dudas y preocupaciones en una mesa en la que se mezclan profesionales del ámbito social, técnicos promoviendo proyectos de autogestión juvenil, profesores universitarios, técnicos culturales en entornos rurales, responsables de centros de arte contemporáneo… Personas comprometidas con su entorno, sin necesidad de palabrotas para dar sentido a su trabajo de hormiguita.

Y personas capaces de escuchar, con la suficiente humildad para aprender. De abrir sus intimidades y aceptar la intrusión en su espacio personal, profesional. Con la generosidad e inteligencia de quien entiende que crecer requiere escuchar y dar más que hablar. Capaces de afrontar los nuevos retos con alegría, …y de apuntarse a un bombardeo, aunque les propongas una contracata! Y, como citaba @almonfort , con el espíritu de Montaigne: “Nada hago sin alegría”, aunque la alegría en el trabajo sea una de esas armas poderosas que algunos pretenden reprimir.

Hablamos de profesionales de la cultura. Hablamos de personas. Personas que a menudo se sienten solas, bichos raros, a las que la rutina les desinfla y repetir esquemas les ahoga. Personas a las que sentirse acompañadas, compartir dudas, preocupaciones, ideas y alegrías les carga pilas para seguir adelante. Personas que necesitan un espacio sin censura propia ni ajena, donde pensar en libertad, sin prejuicios ni miedo, donde compartir aquellos deseos más profundos que empujan a seguir batallando, donde empaparse de nuevas miradas, donde dar la vuelta a su realidad cotidiana para observarla desde otro ángulo y refrescar así la mirada, donde descubrir nuevos compañeros de viaje. Personas que necesitan experimentar desde la responsabilidad, romper con la rigidez de los corsés, dejar que entre aire fresco, sorprenderse, divertirse mientras aprenden. Personas, al fin y al cabo.

Otros le llamarán coworking, crowdsourcing, I+D, co-creación… Ellos trabajan con personas y para personas, simplemente. Sin la prepotencia ni el autobombo que protege a quien defiende vacíos. Trabajo honesto, nada más y nada menos. Un regalo …gracias!!

Algunas imágenes que hablan solas… y unas más

Anuncios

Acerca de delirandounpoco

...y me dio por delirar un poco... (suele pasar) ...la versión oficial? algo así como gestora, consultora, comunicadora cultural..., o algo parecido...
Esta entrada fue publicada en cursos y presentaciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a espacios de libertad

  1. Querida Cristina
    Y a reírse un rato, que también nos reímos y disfrutamos un rato mientras trabajamos en equipo.
    Reírse y espíritu de equipo: dos cosas bien antiguas y bien simples.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s